Empondera tu actitud creativa

8 tips para nutrir tu actitud creativa

Vivimos en un mundo globalizado, donde la información, la competencia y las herramientas tecnológicas se parecen sin importar donde vivas. Internet nos conecta y difumina las fronteras. Hoy, más que nunca, hay que aprender a pensar de modo diferente. La creatividad como actitud de cambio es un potencial que todos tenemos, pero que pocos se animan a (re)activar. Recuerda, la creatividad tiene un costo y es el trabajo para impulsarla y activarla. Implica un riesgo; la exploración y búsqueda de lo nuevo. Salir de los patrones cotidianos -de los cuales el cerebro es fanático– que nos conducen de un lado hacia el otro. De una actividad a la siguiente.

La creatividad es un viaje. Si tu propósito es salir y tomar la ruta, te sugiero que sigas leyendo.

[Tweet “«Todo lo que una persona puede imaginar, otras pueden hacerlo realidad». Julio Verne #Creatividad”]

Vivimos en un mundo que pondera positivamente lo novedoso, lo distinto. La originalidad nos hace abrir los ojos, decir ¡wow! y compartir inmediatamente en los sitios de redes sociales aquello que llamó nuestra atención. Existe una estrecha vinculación entre la creatividad, la innovación y la originalidad. La santa tríada para conquistar nuevas y buenas ideas, ¿acaso no es algo que todos perseguimos? No es imposible, tampoco una tarea sencilla. Para obtener ideas inusuales, hay que hacer un esfuerzo inusual. Una idea conduce a otra. Trabajo, paciencia, tiempo, esfuerzo: dedicación.

Comencemos por reconocernos. El punto de partida del viaje es uno. Soy yo, eres tú. Dedícale un tiempo a estos 8 tips para nutrir tu actitud creativa para determinar cuán aferrado estás a tus patrones cerebrales. La oportunidad está ahí, frente a tus ojos, solo depende de ti y de tu voluntad por hacer algo. Seguro tienes un proyecto personal o laboral en mente o anotado en algún lado…

Nutre tu actitud creativa

Adelante, eres capaz de hacerlo. Deja de esperar que las cosas sucedan. Empondérate y haz algo para que pasen. Insisto, de ti depende. Dale play a tu creatividad.

1. Tu eres creativo

«¿Cómo nutrir la imaginación? Con nuevas experiencias. Si usted nunca fue a una galería de arte, visite alguna; si jamás vio ballet, asista a una función. Si siempre sigue el mismo recorrido de su casa al trabajo, pruebe uno distinto». Ken Robinson.

2. Sal de tu zona de confort

Si pensamos como siempre hemos pensado, definitivamente, siempre obtendremos los mismos y reiterativos resultados. Adoptamos lo familiar y tememos a lo desconocido. El cerebro busca la supervivencia y está diseñado para gastar la menor cantidad de energía posible. Reconoce patterns y está muy cómodo con eso: nuestro cerebro colecciona patrones y rutinas. StopImpulsa tu curiosidad y déjate llevar por el placer del descubrimiento. Lánzate al acto creativo, como los clavadistas de Acapulco.

3. Cambia tu entorno

Ejercitar tu creatividad no debe ser una tarea aburrida. Sentarte solo en una habitación, forzándote a generar nuevas ideas es poco productivo. En lugar, déjate inspirar y estimular por el mundo que te rodea. En las primeras etapas de la generación de una idea, no se trata de lo que realmente es viable; cuanto más absurdas parezcan las ideas, mejor.

¿Cuándo fue la última vez que tuviste una idea genial en tu escritorio o puesto de trabajo? Crear es imaginar escenarios. Cambiar de escenario es un alimento súper nutritivo para nuestra creatividad. Sal a caminar, da una vuelta por ahí, mira fotografías o déjate llevar por un viaje mental con una música de fondo. Las 3B de la creatividad son un claro ejemplo de este punto ¿No las conoces? Descúbrelas acá

4. Prueba cosas diferentes

Muchos se dicen a sí mismos: sencillamente, no soy creativo. Hoy sabemos que la creatividad es una habilidad que puede desarrollarse con práctica y dedicación. Vamos a quitar inhibiciones y bloqueos de adulto para amigarnos con la inspiración. Vamos a jugar y divertirnos como niños. Gran parte de las mejores ideas alguna vez fueron consideradas fuera de lugar y no factibles.

«Creo que nunca hay que perder la niñez y la locura: el adulto que abandona la infancia abandona la creatividad». Federico Manuel Peralta Ramos.

Nutre tu actitud creativa

5. Busca alternativas

«¿El principal obstáculo a la innovación? Querer saber si es la idea correcta antes de empezar a explorarla. Suele manifestarse como el deseo de tener pruebas de que vale la pena antes de ponerla en marcha». Tim Brown, CEO de IDEO.

Lo mencioné al inicio del artículo. Una idea conduce a otra y esta a otra más. La premura por satisfacer a alguien o a ti mismo puede jugarte en contra. Evita la ansiedad. No dejes de explorar tan pronto como halles una buena respuesta, con seguridad descubrirás mejores. Continua investigando, visualiza tus opciones y evalúalas minuciosamente para escoger la más adecuada a tu problema. Estas cuatro palabras para obtener nuevas ideas te serán de utilidad cuando te encuentren en pleno proceso divergente: preguntar, interactuar, observar y experimentar.

6. Justifica tu esfuerzo

¿Cuándo muere una idea? 1. Cuando suficiente gente la ataca. 2. Cuando nadie se apasiona por ella. 3. Cuando otras prioridades demandan fondos. 4. Muere si, a primera vista, parece inviable. 5. O existe una lucha de egos entre los que la promueven y los que la rechazan.» Edward de Bono.

Thomas Edison amaba desafiar el statu quo y las convenciones. Cierta vez a un empleado que le pidió indicaciones para realizar una tarea, le espetó: «¡Aquí no hay reglas! ¡Estamos tratando de lograr algo!». Las ideas hay que trabajarlas, madurarlas y creer en ellas. Debes estar convencido y creer firmemente en el valor de tus ideas. Solo así podrás anunciar y seducir a tu a entorno. Esa es la riqueza que encierra la anécdota de Edison que te compartí.

[Tweet “«La creatividad consiste, simplemente, en conectar cosas». Steve Jobs.”]

7. Comparte e interactúa

La creatividad es un proceso colectivo. Una buena forma de encender la chispa de la creatividad es impulsando el intercambio de ideas con otras personas. Muchas empresas como Pixar, Cisco Systems o Procter&Gamble fomentan la colaboración entre personas de distintas áreas  para generar un flujo constante de nuevas ideas. Para incentivar una cultura de la innovación hay que aceptar que la creatividad no surge del esfuerzo individual sino de la colaboración, del trabajo en equipo, de combinar las ideas de las personas.

Thomas Alva Edison se caracterizó como comunicador, formador de equipos y gran hacedor. En sus inicios como telegrafista, él aprendió que no había nada más facilitador que un entorno de colaboración y trabajo en red. Así, las ideas “sin terminar” de algunos podían convertirse en negocios viables por la contribución de todos. Gracias a ese espíritu de equipo, Edison inventó mucho más que la lámpara. Fue el padre de la innovación.

8. Actúa

Tener una gran idea no es suficiente, hay que trabajar para transformarla en un hecho. Una idea sin acción queda en el campo de la imaginación, entonces frente a tal situación la persona pasa a ser imaginativa y no creativa. Con trabajo, constancia, esfuerzo y dedicación cada uno de nosotros está en condiciones de conseguir grandes ideas, pero sólo unas pocas personas convierten esas ideas en realidad.

8 tips para nutrir tu actitud creativa

Publicado en Creatividad, Inspiración y etiquetado , , , , , .