Hacedores

Hacedores #01

Cuando pienso en hacedores la imagen que proyecto son personas que creen en el cambio. El diccionario indica que hacedor es alguien que hace, causa o ejecuta algo. Individuos que consideran a la creatividad como una buena idea. Hacedores que tienen algo que contar y mucho que decir. Dueños de sus decisiones y protagonistas de su vida.

Hacedores que contagian.

Estoy convencido de eso. Definitivamente. Creo que lo mejor que le podemos dar al mundo es nuestra creatividad y, sobre todo, poner en evidencia que el cambio es posible. Qué solo es cuestión de proponérselo y trabajar para ello. Asumir el protagonismo, admitir el riesgo y perder el miedo al fracaso. Una persona que pierde el miedo a equivocarse es una persona que puede cambiar, experimentar, inventar, aprender, triunfar… Sin riegos, cambiar o mejorar queda en manos de otros.

¿Qué eliges ser? ¿Protagonista o espectador?

Hay libros que cuentan grandes historias sobre hombres que cambiaron el mundo. Historias de éxito y revoluciones. Devoramos charlas TED y estamos ávidos de inspiración y motivación, saltando de conferencia en conferencia. Yo lo hago, para que negarlo. También me interesa conocer y descubrir casos cercanos, a pocos grados de separación. La historia en modo girl next door, como dicen en Estados Unidos. Quizá éstas no sean tan pomposas como las de los libros, pero, déjame aclarar, el alma es la misma. Y eso es lo que me fascina. Mi propósito con esta sección es dejar al alcance de cada lector que el cambio es posible.

[Tweet “«Si pierdes de vista tus sueños, no se podrán hacer realidad.» Anónimo #Hacedores”]

Elige ser protagonista. Bienvenido a los hacedores

Para el debut les traigo el testimonio de Lolo Schauer. Niño explorador. Eterno aprendiz. Emprendedor temporalmente fallido, según su biografía en Twitter. Él se encarga de presentarse.

Lolo Schauer

Fotografía: Santiago Vellini | santiagovellini.com

¿Quién era? Era una persona que quería llegar lejos. Que tenía metas, quizá demasiado materialistas.

¿Quién soy? Una persona que quiere dejar una huella y movilizar a los que están acá, no muy lejos. Que tiene metas, pero para nada materialistas. La meta es el camino.

¿Quién era? Un contador que aspiraba con ser dueño de un reconocido estudio contable o trabajar en una importante compañía, si era multinacional, mejor.

¿Quién soy? Un emprendedor temporalmente fallido. Un niño explorador. Un eterno aprendiz. Un move maker. De momento, mis proyectos fueron sin fin de lucro, por convicción y por malos cálculos. Mientras tanto, tengo una representación comercial que me permite seguir en la búsqueda.

¿Te consideras una persona creativa?

Sí. A veces más, hay veces que menos. Considero que hay que tener un “desequilibrio equilibrado” para que aflore la creatividad. A veces, las circunstancias de la vida te pueden. Pero son momentos. Soy creativo. Lo busco a conciencia.

¿Cuántas formas de ver y aprender la creatividad utilizas?

Creo en la creatividad como un proceso consciente que se aprende y se entrena; que no tiene nada que ver con la excentricidad o con la “flasheada”. Aprendo de la lectura de gente que sabe, como Eduardo Kastika o De Bono, entre otros tantos. Entreno abriendo la mente y estando en circunstancias diversas con gente diversa. Aprendo y entreno en soledad, con un cuaderno y un lápiz.

[Tweet “Entreno mi mente estando en circunstancias diversas con gente diversa, @LoloSchauer | #Hacedores”]

¿Cuáles son tus mejores prácticas para estimular la creatividad?

Ir a eventos donde no tiene mucho sentido mi presencia. Conocer y descubrir gente diferente, de mundos distintos. Llevar un cuaderno y una lapicera a todos lados. El yoga me hacía muy bien, debería retomarlo. Viajar me hace muy bien.

¿Qué haces ante un bloqueo creativo?

Primero, tomo consciencia. Las palabras consciencia y coherencia son muy influyentes para mí. Busco ayuda, siempre. No tengo problema en mostrar mis debilidades a otras personas. Siempre, o casi siempre, me han ayudado. La gente pide muy poco ayuda.

¿En qué momento te diste cuenta que debías salir de tu zona de confort?

Mientras finalizaba un MBA. Mi deseo era crear y generar un espacio donde se juntara gente a pensar cosas nuevas y valiosas. Descubrí el concepto de coworking. Renuncié a mi empleo en relación de dependencia, me quedé con una representación comercial que me diera tiempo y dinero, e invertí.

¿Te gusta correr riesgos?

Moderadamente. Con mi familia no. Con mi trabajo, mi tiempo y algo de dinero sí. No tengo ningún problema.

¿Qué consejo puedes trasmitir o compartir para emponderar al lector?

Pedir ayuda y transmitir tus ideas. No soy de los que te van a decir “abandona todo por tu sueño”… Creo que hay que tener un plan B. Apóyate en gente que tenga ganas de hacer cosas, que comparta tus propósitos, mas no necesariamente tus pasiones. Nunca dejes de aprender. Nada extraordinario sucede sin amor. Un negocio que solo hace dinero es un negocio pobre.

¿Quieres contar algún proyecto o idea de la que te sientas orgulloso?

SUMA, TEDx y BarCamp son cosas muy lindas. Le hacen bien a la ciudad y le han hecho bien a muchas personas. Desde SUMA fuimos partícipes de una revolución en la industria del software en Mar del Plata, facilitando la llegada de Globant y DevSpark y ahora, quizá, Google.

 Gracias, Lolo.

¿Reescribimos el futuro o permitimos que éste se escriba por si solo?

Transmite tu experiencia, cuenta tu historia. Contagia.

¿Te ha sido de valor este artículo?, ¿te ha gustado el contenido? Si así fue, me encantaría que dejes tu opinión y que lo compartas en tus sitios de redes sociales. Desde ya te lo agradezco.

Autor: Gustavo Martin

Impulsor, facilitador y creyente de la creatividad como actitud de cambio. Escribo, doy talleres y conferencias. Escritor en Medium en Español y columnista en Roastbrief. Fundador y diseñador de Plums, un despacho de diseño de marca y branding. Aficionado a la historia del Centro Histórico de la Ciudad de México. Crear es imaginar escenarios

@gussmartingussmartin.com

Publicado en Hacedores, Inspiración, Textos y etiquetado , , , , , , , .